Páginas vistas en total

lunes, 22 de octubre de 2012

PALABRAS AL VIENTO




PALABRAS AL VIENTO
Se diluía la noche en promesa de un nuevo amanecer, todo era calma; un silencio roto por jirones de nieblas emergía con fuerza.
Sentada en el borde del mar me iba despojando de capas y liberando el alma. Me sentí ligera como una pluma. Una brisa suave envolvían mis pensamientos, y en ese momento me fui dando cuenta de que el tren estaba pasando, que las personas que no estuviesen en el andén se quedarían en tierra. Todo tiene su momento, todo tiene un principio y un final; fueron cayendo capas de promesas incumplidas, de desengaños que queman y duelen, de silencios que destruyen. Todo se fue disolviendo. Un velo de tul fuel envolviendo mis sentidos. La luna en sus últimos suspiros se sentó a mi vera en silencio…ese silencio cómplice que tanto necesitamos. Me fui dando cuenta de quienes son las personas que verdaderamente están a tu lado, los únicos a quienes merece la pena hacer volar tus pensamientos hacia donde están. Sentí como el oxígeno se renovaba en mis células y la fresca sangre fluía como un torrente. En esa noche encontré sentido a muchas preguntas.
Me sentí libre de ataduras. El horizonte se despertaba a una nueva alborada.
Pastora Herdugo
Derechos reservados



 

1 comentario:

  1. Que triste es sentirse desengañado, que te hagan una promesa, te digan que te le van a cumplir y que todo sea nada más que eso: promesas incumplidas. Cuando uno cree ciegamente en una persona y ésa persona a la que más quieres te falla, ya no vuelves a confiar nunca más en ella. Y es una verdadera pena. Es un verso muy bello. Te felicito. Me ha encantado.

    ResponderEliminar