Páginas vistas en total

jueves, 11 de diciembre de 2014

Doy las gracias al Dr. Rafael Mérida Cruz-Lascano -ANÁLISIS DE UN “SONETO HERDURIANO”

ANÁLISIS DE UN “SONETO HERDURIANO”

En el presente soneto  “A TI, ME RINDO” nos patentiza la inspiración de una poeta sevillana que convierte sus sentimientos (con el estilo de una diosa griega) en deliciosas palabras:  PASTORA HERDUGO nos muestra una pintura,  va enhebrando sus helénicos pensamientos en una diapositiva para luego  cual si fuera un libre, aromado y florido jardín, colocarle una corana de laurel al título.
En esta gema literaria, de su autoría, conoceremos su grande dominio para estructurar un nuevo SONETO, con un lirismo clásico,  que quizás por ser sevillana de origen, nos lleva a pensar en los inicios de la lengua castellana, y podemos centrar el fondo temático –cual si fuese una partitura—
y oír   en su estructura todo el amor que nos regala su  SONETO HERDURIANO.
 En la estructura externa notamos que este poema es un soneto (poema de catorce versos endecasílabos con rima consonante y estructurada en dos cuartetos del cual se extrajo un verso y se presentó un verso de vuelta en cada uno y dos tercetos, que sufrieron igualmente de la misma desmembración).
El esquema de la rima de este poema es. -Las primeras estrofa ABC lleva un verso de vuelta..  A; -La segunda estrofa   BCB…   A;
Y en los tercetos:  -Y La tercera estrofa  BCD … A; -La –cuarta-  estrofa finida es un dístico DD  
A TI, ME RINDO
SONETO HERDURIANO
A ti, me rindo noche, luce resplandeciente,
sobre constelaciones circundando la luna
fulgurante y brillante, caen  lluvias de estrellas.
-
Se irradia sobre el río, ¡Reflejan transparente!
-
Cristalino y salvaje, mana  hacia la laguna,
¡Un sosiego da calma  y  se borran las huellas!
Y la armonía es plena, el silencio me acuna.
-
Inmersa en  sentimientos, fluyen en el  presente.
-
Nada me ata, soy libre, dieron las doce y la una,
se fue  filtrando  el alba, brotando  rosas bellas
y me vestí de sol,  y en paisaje me formo.
-
Con añoranza mágica te amo profundamente.
-
De un verde refrescante clareando el entorno
¡Fuerte me rindo a ti, noche, en alegre exorno!
Pastora Herdugo


b7c7a93ff2d45f0f3a3ea8c1c6dddee3

e064d0e7d7df4bfb3b96dd1d

MCN :: CH86X-XNU6F-5ENZT
LA NOCHE
b45da77dd918f01103e5d62dd
7267947f1a3e51fc2ddc19f01791950d64491a6
MCN :: CVDPX-BPSV2-XP6D8
I
Inicia su soneto, mostrando su resignada melancolía pero no con tristeza, sino que con mucha luz y frescura, y extrayendo un verso no rompe la estrofa, más bien, con un verso de vuelta,  la patentiza con una voz mucho más fuerte… “Fulgurante y brillante”
A ti, me rindo noche, luce resplandeciente,
sobre constelaciones circundando la luna
fulgurante y brillante, caen  lluvias de estrellas.
-
Se irradia sobre el río, ¡Reflejan transparente!


Cual si fuera una diosa griega, musa de la mitología, se muestra  siendo sumisa a la noche, 

y con la figura “hipérbaton”  cambia el orden gramatical lógico de la oración –la oscuridad de la noche, se convierte en resplandeciente-- con fines estéticos.

Analizando orden lógico vemos como el yo lirico deja en primera instancia el nombre “me rindo ante la noche” que ubica al mito.
 Luego deduciremos el entrecruzamiento que hay entre los verbos y sus sujetos. “sobre constelaciones circunda la luna” , sino que se muestran; fulgurantes y brillantes, sino que “se irradian sobre el río”. A través de un reflejo transparente. que en este último verso “de vuelta”  comienzan a confundir “LA NOCHE” expresando con la apreciada belleza femenina, un agradable y fresco afecto.
II
La segunda estrofa, otro  cuarteto de versos alejandrinos, se muestra más enérgica, su antes expuso el tema, ahora  patentiza su sentimiento haciéndole presente.
Cristalino y salvaje, mana  hacia la laguna,
¡Un sosiego da calma  y  se borran las huellas!
Y la armonía es plena, el silencio me acuna.
-
Inmersa en  sentimientos, fluyen en el  presente.


En cada pié del verso se agrega, descripción, que visualiza la metamorfosis  del elemento emocional “Cristalino y Salvaje” Considerando ser que sus sentimientos “Borran las huellas”  en sosiego, en calma, debido a la “plena armonía”                                                 El verso de vuelta lo confirma plenamente, su impecable transformación en donde quedan sumergidos sus pensamientos, y en esa pintura la vemos emerger en el presente.
III
Si la primera estrofa nos presento el tema,  y la segunda amplió  el pensamiento, esta tercera que es un terceto al que se le agregó el verso de vuelta, viene a centrar enfáticamente “A TI ME RINDO”  en donde el pensamiento alimenta la metamorfosis del amor, sin tener la menor necesidad de nombrarlo.
Cristalino y salvaje, mana  hacia la laguna,
¡Un sosiego da calma  y  se borran las huellas!
Y la armonía es plena, el silencio me acuna.
-
Inmersa en  sentimientos, fluyen en el  presente.
Como vemos, las figuras no han llevado a divisarlas escuchando el arrullo de la canción, la protagonista, está enamorada “Se rinde ante la noche”  Esa emoción la hace capaz de todo “luce resplandeciente, sobre constelaciones circundando la luna”  Y siente el éxtasis de la pasión “caen  lluvias de estrellas”.  y se siente plena: “Se irradia sobre el río, ¡Reflejan transparente!”
La metamorfosis  de la segunda estrofa amplia, envuelve, cambia y transporta el sentimiento, sin alejarnos  de lo “Cristalino y salvaje”  de ese amor que la induce con frescura “Mana hacia la laguna” con “Sosiego y calma” que no es otra cosa, sino que  acepta “inmersa en su sentimiento”
porque “La Noche” es  el amor.
IV
El lirismo  de lo leído hasta ahora nos obliga a pensar que esta finada es una cesura bucólica, porque ya se nos antoja cambiarla a “CANTO”  todos y cada uno de sus hemistiquios nos recrearon sus versos , conformaron un solo pensamiento,
De un verde refrescante clareando el entorno
¡Fuerte me rindo a ti, noche, en alegre exorno!
Ahora, en la finida  la poeta sintetizó su emoción, hace que nos identifiquemos con la emoción, la razón, por la transformación del amor, con una salida “De un verde refrescante”
en donde “clareando el entorno”  no se admite debilidad y “Fuerte me rindo a ti, noche”  siendo la única y posible conclusión “en alegre exorno”  que nos deja de moraleja que para ¡Amar! ña inspiración es capaz de identificarse con cualquier elemento, y nos lo expone dejándonos completamente satisfechos.   
Este nuevo estilo sub-género del soneto clásico, creado por la poeta sevillana “PASTORA HERDUGO”   El soneto es una forma poética compuesta por catorce versos  en que los endecasílabos del soneto clásico se sustituyen por versos fijamente alejandrinos en consonante. Este estilo no admiten otras combinaciones, ni ausencia de rimas. El sistema articulado –estrofa-- de sus versos, está formada por tres tercetos con un verso de vuelta cada terceto y un dístico de finida.
Dr. Rafael Mérida Cruz-Lascano  
“Hombre de Maíz, 2009”
Guatemala, C. A. 

Doy las gracias al Dr. Rafael Mérida Cruz-Lascano, por el apoyo que siempre ha brindado a mis letras y a su señora: Doña Amparo Barrios de Merida, ya que me han demostrado que son verdaderos amigos. 

Abrazos desde mi tierra andaluza,  Pastora.

martes, 9 de diciembre de 2014

TAL VEZ NOS QUISIMOS - ACRÓSTICO


 TAL VEZ  NOS QUISIMOS - ACRÓSTICO

T al vez nos quisimos, tal vez nos amamos,
A través del tiempo se quedó grabado,
L entos son los días  que los dos sellamos.  

V iniste en silencio, te fuiste  enlutado,  
E ntre  las corrientes, donde nos  hayamos,
Z afiros tus ojos,  los llevo clavado.

N o quiero sufrir por lo que no firmamos,
O h! No se si  quise,  tal vez  he amado,
S ilenciosamente  atracción  hilvanamos,
Q ue puedo decir,  si tú estás casado,
U nimos las almas y nos encerramos,
I ncierto los días que hemos conquistado,
Siento   expirar  y seguimos callados, 
I ntensas noches, estamos   aferrado,
M omentos del alma,  larguísimos tramos,
O ndeando silencio el viento  ha girado,
S oñando despierto, hoy   nos deseamos. 

Pastora Herdugo
Derechos reservados