Páginas vistas en total

lunes, 17 de noviembre de 2014

“Tu tan sola y yo tan lejos”- Dueto de Adán Maimae Herrera y Pastora Herdugo


“Tu tan sola y yo tan lejos”- Dueto de Adán Maimae Herrera y Pastora Herdugo

“Tu tan sola y yo tan lejos”

Vuela paloma por los páramos de la España que te abraza
y siente el tañer de mis besos posándose en tu alma.

Y al presentirlo mi alma brotan semillas germinadas
y florecen rosas nuevas del color de la  esperanza.

Te amo y mi amor llegará a la España confundido con el viento
mientras abrazamos la tristeza… Tu tan sola y yo tan lejos.

Dos sentimientos profundos, dos corazones dos almas
van vagando entre dos cielos entre soledades y  calma. 

 Me entregaste la paz de un halcón solitario, que se desvanece en el tiempo
tus labios fueron primavera en el comienzo de nuestro invierno.

La primavera ha llegado y  cubriéndome de besos
ha derretido las nieves de ese gélido invierno.  

Se elevan mis ansías de recorrer el mundo oculto de tu ser
como cual caracola sobre las tibias aguas mi amor se suelen mecer.

Yo me adentro en ese mundo de pasiones desbordadas
soy volcán entre dos  ríos de  candentes lavas  doradas

Así…Hoy te busco en mis sueños dorados de nostalgias y desvelos
como cual hiedra te encastras en mi alma, tu tan sola y yo tan lejos.

Y entre sueños yo te encuentro  y soy dueña del  deseo 
y me visto de pasiones de luna de sol de viento ¡Yo tan sola y Tú  tan lejos!

Amor… Quiero florecer en tus brazos como el trinar de las estrellas
desde lejos te abrazo, te amo y te convierto en mi reina.

Entre estrellas fulgurantes yo me entrego a ti, y soy reina
soy la que llega a tu lecho entre besos me hago etérea

Suéñame besando mis labios de naranjos y miel
que yo estrecharé cada espacio de tu cuerpo con mi piel.

Tu piel y mi piel se funden entre espacio de añoranzas
Y  dos cuerpos se hacen uno ¡Yo tan sola y tu tan lejos!

Adán Maimae Herrera
 Pastora Herdugo

sábado, 8 de noviembre de 2014

LUCES DE LA AURORA -Prosa

LUCES DE LA AURORA 
Prosa 

Las luces de la aurora,  se estremecen,
 penumbra incierta en ésta negra  noche
 tan larga con ausencia de tenerte 
 las tinieblas se enredan en mi mente  
y  volando van  hacia ti, tan lejos 
estás, no sé si me iré antes que tú, 
pero sé que me amaste más que a nadie, 
sé que te amé  más que a mi vida, más 
que a mi sangre,  noche vete ya, deja 
que se calle ancho mar,  deja que duerma 
la luna ¡Quiero descansar! Al alba  
cuando el sol tiña mi dintel, con rayos 
resplandecientes  sabrás que  ésta noche
te he rememorado  y te he deseado.

Pastora Herdugo


Gracias mi querido amigo Rodolfo Araneda,
sabes que te admiro por la gran belleza de tus trabajos.
Abrazos Pastora.